Sepa cuáles son las afecciones a los ojos más comunes en verano y cómo evitarlas

0

El verano es la época del año más esperada por la mayoría de peruanos pero puede resultar muy peligrosa ya que nuestro país ocupa el primer puesto en índices de mayor radiación solar ultravioleta, según el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología del Perú (Senamhi).

                                                                                                                                                                                                                Estos índices han alcanzado el nivel histórico de 20 puntos, por lo que la exposición al Sol podría ocasionar daños a nuestros ojos, si no se tienen los cuidados debidos.
El doctor Carlos Siverio Llosa, especialista de Oftálmica, Clínica de la Visión, indicó que algunas de esas afecciones no solo son temporales sino que podrían, incluso contribuir a la aparición de enfermedades en el mediano y largo plazo.
Estas están relacionadas en su mayoría con los rayos UV, pero existen otras cuya aparición tiene relación con ambientes con agua.
Sepa cuáles son las afecciones a los ojos más comunes en el verano y cómo protegerse para evitarlas:
 
– Inflamación de la superficie ocular. Esta afección con el tiempo puede generar carnosidades o Pterigión, que consiste en el crecimiento anormal de la capa superficial del ojo, lo que genera la sensación de tener un cuerpo extraño y tiene una apariencia congestiva.
– Afecciones a la parte interna del ojo. Estas contribuyen a la aparición de cataratas y daño en la mácula, que es la parte central de la retina y sirve para poder leer y distinguir las caras de las personas, entre otras cosas.
 
– Queratitis. Se trata de una dolencia que es típica de surfistas, pero que se generaliza en estos meses por la afluencia masivas de los veraneantes a las playas. Esta consiste en la aparición de pequeñas heridas en la córnea producto del ingreso de la luz del Sol reflejada en el mar. Los síntomas son dolor, ojo rojo, lagrimeo y dificultad para abrir los ojos por intolerancia a la luz.
 
– Infección por bacterias. En la mayoría de casos el origen es el uso de lentes de contacto en ambientes con agua. Las dos bacterias más peligrosas son la acantameba y la pseudomona, las cuales pueden ocasionar daños, incluso, irreversibles.
 
– Conjuntivitis. Es la más común de las afecciones y aunque puede ser muy leve y de corta duración, existen tipos de conjuntivitis que pueden ocasionar daños mayores como, incluso, el rompimiento de vasos sanguíneos en los ojos.
Según el especialista, protegerse de la radiación ultravioleta para evitar estas enfermedades no es tan complicado. Entre las principales acciones que podemos tomar está el uso de sombreros de ala ancha y lentes oscuros con protección UV, además de  evitar la exposición al Sol en horas cuando la intensidad de los rayos solares sea mayor y nunca ingresar al agua con los lentes de contacto puestos.
Fuente: Andina