El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, abogó hoy por suspender a Venezuela del organismo si no celebra “elecciones generales completas a la mayor brevedad” con observadores internacionales para que sean “libres, justas y transparentes”. Esta es la conclusión de su nuevo informe crítico sobre Venezuela, de 75 páginas, en el que actualiza el que publicó el pasado 31 de mayo, con el que invocó la Carta Democrática de la OEA e inició un proceso aún abierto que podría llevar a suspender a Venezuela del organismo sí así lo deciden dos tercios de los 34 Estados miembros. “Aprobar la suspensión del desnaturalizado Gobierno venezolano es el más claro esfuerzo y gesto que podemos hacer en este momento por la gente del país, por la democracia en el continente, por su futuro y por la justicia”, concluye Almagro en su escrito, enviado al Consejo Permanente para que lo distribuya a las delegaciones. Para evitar la suspensión y “retomar el rumbo institucional”, Almagro exige que en los próximos 30 días haya un llamado a elecciones generales, además de otras condiciones. “La liberación de los presos políticos, la validación de las leyes que han sido anuladas así como la elección de un nuevo Consejo Nacional Electoral y un nuevo Tribunal Supremo de Justicia conforme a los procedimientos establecidos en la Constitución”, indica. Para sustentar su petición de suspender a Venezuela si no da estos pasos, Almagro recuerda que el artículo 20 de la Carta, el que invocó el pasado mayo, estipula que, si fracasan las gestiones diplomáticas o ante un caso de urgencia, el Consejo Permanente puede convocar de inmediato una Asamblea General extraordinaria. Y el artículo 21 indica que si la Asamblea, el máximo órgano de la OEA con los cancilleres de los 34 países, constata que se ha producido “la ruptura del orden democrático en un Estado Miembro y que las gestiones diplomáticas han sido infructuosas”, puede suspender a ese Estado de su participación en la OEA. Para ello se necesitan dos tercios de los 34 países que conforman la OEA y la suspensión entraría en vigor de inmediato. Crisis humanitaria En tanto, la Asamblea Nacional de Venezuela (AN, Parlamento), de mayoría opositora, aprobó hoy declarar la “crisis humanitaria en materia alimentaria” en el país, un acuerdo enmarcado en “una crisis social sin precedentes” que, aseguran los diputados, tiene a tres millones de venezolanos “comiendo desperdicios”. La llamada “Declaratoria de crisis humanitaria en materia alimentaria en Venezuela”, que fue aprobada de manera unánime por la oposición parlamentaria y con el voto ausente del bando oficialista, será enviada a la OEA y a las Naciones Unidas, entre otros organismos internacionales. Agencia Efe: todos los derechos son reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin la autorización previa y por escrito de la Agencia Efe.

0

La tormenta Stella azotó el martes con ráfagas de viento gélido, nieve y granizo el noreste de Estados Unidos, las escuelas cerraron y miles de vuelos fueron cancelados.

Nueva York recibió una nevada inferior a lo previsto, pero parecía una ciudad fantasma a apenas una semana del inicio oficial de la primavera, con la visibilidad seriamente reducida y las calles blancas, semidesiertas. Un fuerte granizo seguía cayendo con fuerza en la tarde, golpeando en el rostro a los pocos transeúntes y porteros de edificios que paleaban nieve en las veredas.
El Servicio Nacional Meteorológico (SNM) degradó el alerta de tormenta para gran parte de la ciudad a una “advertencia de clima invernal”. La nevada en Nueva York será de 15 a 20 cm, y no como se anticipaba la víspera, de 30 a 60 cm, con ráfagas de viento de hasta 90 km/h.
“Lo peor de la tormenta ha pasado”, dijo el alcalde Bill de Blasio a la prensa. “Pero hace frío y está ventoso, urgimos a los neoyorquinos a evitar las calles para que podamos limpiarlas”. El miércoles, las escuelas reabrirán y la ciudad comenzará a regresar a la normalidad.
La nieve y el granizo azotan desde Carolina del Norte hasta Maine, pasando por Nueva York, Nueva Jersey, Filadelfia y el sur de Connecticut. El termómetro marca -1ºC en Nueva York y las escuelas, los tribunales, la ONU y la mayoría de los museos y comercios están cerrados.
“Excelente día para mirar un episodio de ‘The Americans’ atrás del otro”, tuiteó con humor la embajadora estadounidense ante la ONU, Nikki Haley, en referencia a la muy popular serie televisiva sobre dos espías de la KGB que se hacen pasar por una familia estadounidense en plena Guerra Fría.
Dos aeropuertos de Nueva York -Newark y La Guardia- están casi paralizados, mientras que un 64% de los vuelos fueron anulados en JFK, primera puerta de entrada a Estados Unidos para los pasajeros internacionales.
Más de 7.800 vuelos hacia o provenientes de Estados Unidos fueron anulados entre lunes y miércoles, según el sitio de rastreo FlightAware.
El metro está funcionando por ahora, igual que los buses, aunque ambos de manera limitada. El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, dijo que podrían dejar de funcionar más tarde.
Fuente:Andina