Atentado en Tarata fue “un accidente”, afirmó abogado de Sendero Luminoso

0

El cobarde ataque de Sendero Luminoso en Tarata (Miraflores) que ocasionó la muerte de 25 personas y que tuvo como autores intelectuales a la cúpula de esa organización terrorista fue minimizado ayer por el abogado de Abimael Guzmán, Alfredo Crespo.

Al ser consultado sobre lo sucedido aquel 16 de julio de 1992, el defensor del cabecilla terrorista señaló que “las FARC (Colombia) han hecho acciones y atentados más grandes y letales que Sendero Luminoso”.

“Si vamos a debatir este hecho, tendríamos que preguntarnos, ¿y si Colón no hubiese descubierto América?”, respondió en forma desafiante a las preguntas de la prensa que lo abordó al inicio de la audiencia en la que debió iniciarse el juicio oral por este caso.

Aunque reconoció que esto fue un atentado, afirmó que fue “un accidente”, pues la intención era que la explosión se dé en un banco.

NUEVA FECHA

Ayer se iba a dar inicio al juicio contra la cúpula de Sendero Luminoso en la Base Naval del Callao, pero ante la ausencia de Abimael Guzmán, de 82 años de edad, tuvo que ser postergado hasta el 28.

La inasistencia del cabecilla senderista se habría debido a una enfermedad diarreica aguda, motivo por el cual su abogado, y su esposa, la también condenada por terrorismo Elena Iparraguirre, solicitaron que sea trasladado a una clínica.

El caso lo verá una junta médica del Instituto de Medicina Legal. De acuerdo con la ficha médica respectiva, citada por el Poder Judicial, se otorgó tres días de descanso médico a Guzmán.

Entre otros acusados por el violento atentado de 1992 también figuran Elena Iparraguirre, Óscar Ramírez, Eleuterio Flores, Osmán Morote, Margot Liendo y Victoria Cárdenas. Dos meses después del atentado de Tarata, Guzmán y sus colaboradores más cercanos fueron capturados por la Policía Nacional del Perú en una vivienda en La Victoria.

 

 

 

Fuente: Perú 21