¿Lima gris o Lima mortal?

0
El incendio de la galería Nicolini. Foto: Andina.

Tener un auto en estos últimos años no se ha vuelto un problema para el ciudadano peruano, por lo tanto, nuestras calles se han vuelto más tóxicas, por el exceso de CO que emanan estos vehículos.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) el aire que respiramos en Lima no logra alcanzar los niveles de sanidad.

Este problema ocasiona que los ciudadanos presenten daños en la piel, irritación en los ojos, y problemas respiratorios. Todo esto es ocasionado por gases tóxicos como el monóxido de carbono, monóxido de azufre y partículas contaminantes.

Teniendo en cuenta que el monóxido de carbono es el gas que más abunda en nuestro ecosistema, nos preguntamos:

¿Qué es el gas de monóxido de carbono?

Monóxido de carbono o CO, es un gas incoloro y sin sabor, que se puede encontrar en lugares cerrados, como las casas, oficinas, etc. También lo encontramos en lugares abiertos.

Las cocinas a leña, sistemas de calefacción y estufas de gas suelen aumentar el volumen de CO, mientras que el tabaco también genera este gas, pero los que más producen monóxido de carbono son los automóviles.

¿Cómo nos afecta el CO?

Cuando este humo ingresa a los pulmones ocasiona que la hemoglobina se mezcle con este, y formen carbocihemoglobina, afectando el transporte de oxígeno al corazón y al cerebro.

Otras reacciones del ser humano por este gas toxico son: nauseas, visión borrosa, confusión, dolor en el pecho, debilidad, falla cardiaca, problemas respiratorios, convulsiones, retardo en el desarrollo postnatal, pérdida de peso en recién nacidos, incluyendo la muerte.