Casma: secuestrada por las balas y el dolor

0

En esta última entrega sobre nuestro trabajo periodístico en Casma nos referiremos a la ola de asesinatos que embistió esta otrora tranquila ciudad. No pretendemos exponer las condicionalidades del por qué ¨La ciudad del eterno sol¨ llegó a hundirse en un oscuro agujero de muerte y sangre. Por respeto a las víctimas y sus familias no filosofaremos sobre los disparos y el luto, solo expondremos los hechos vividos, lo nuestro será el simple relato cronológico de la tragedia instalada entre los casmeños. De cómo a punta de extorsión y balas un pequeño grupo de desalmados, secuestraron a todo un pueblo.

¨El alcalde provincial de Casma, José Alejandro Montalván Macedo, fue asesinado esta tarde de cinco balazos por sujetos aún no identificados.

Según informaron testigos del hecho de sangre, el crimen tuvo lugar cuando el burgomaestre, de 50 años, se encontraba a bordo de su automóvil en el asentamiento humano Fray Martín de Casma. Además indicaron que la víctima bajó del vehículo, para luego ser interceptada por dos sicarios en una moto lineal¨.

Así informó Radio Programas del Perú, la principal cadena noticiosa nacional sobre el crimen más emblemático perpetrado en Casma en los últimos años. Lito Montalván, joven alcalde de ¨La ciudad del eterno sol¨ había caído ante las balas de sicarios contratados por su rival político, el luego alcalde, y ahora encarcelado Rommel Meza.

Teorías sobre el porqué de la ejecución de Montalván Macedo hay muchas, y para todos los gustos posibles, la más difundida apunta al incumplimiento de promesas hechas a empresarios de mucho poder económico, los cuales no pudieron concretar ciertos negocios con la administración edil del desaparecido burgomaestre, y lo mandaron a asesinar en represalia.

Este es el caso más famoso en la historia de violencia y crímenes que azotaron Casma, pero lamentablemente no es el único. Milagros Aponte se encontraba conversando con un cliente alrededor de la 1 y 10 de la tarde en la puerta de su casa, era abril del 2014 cuando sujetos en una moto se detuvieron frente a ella y dispararon sin piedad. Los impactos fueron directo a la cabeza, los sicarios no fallaron el encargo que se les había hecho. La asesinada abogada era conocida por defender jurídicamente a rankeados delincuentes de la ciudad, entre ellos a miembros de bandas de extorsionadores. De acuerdo con la policía, entre sus patrocinados figuraba Nelson Castro Valverde ¨Cholo Nelson¨, de 28 años, quien fue sindicado como autor intelectual del crimen del alcalde provincial de Casma, Alejandro Montalván Macedo.

En agosto del 2014 dos cadáveres fueron hallados en la salida hacia Huaraz. Los dos sujetos asesinados a balazos pertenecían a la organización delictiva “Los Injertos de Casma”, y se indica que estaban involucrados en el asesinato del alcalde José Montalván y de la abogada Milagros Aponte.

Los agentes refirieron que Lucio De La Cruz Ramírez, alias ¨Cholo Lucio¨ y Jordy Zavaleta Valverde, alias ¨Jordy¨, eran delincuentes de alta peligrosidad, que además tenían denuncias por homicidio agravado y extorsión. Cada uno de los maleantes fue muerto de cinco balazos, por sujetos que se encontraban en una camioneta, y los interceptaron en la carretera Casma – Huaraz. Trascendió que el móvil del crimen fueron las disputas por el chalequeo de zonas mineras en la sierra de Casma, y las extorsiones a empresarios agro exportadores; algunos sugieren que tal vez era necesario el taparles las bocas, pues sabían mucho del crimen del alcalde Montalván.

Pedro Flores Silva era un periodista muy incómodo para la gestión del alcalde del distrito casmeño de Comandante Noel, Marco Rivero Huerta. El periodista televisivo que informaba desde su programa ¨Visión agraria¨ sobre las constantes denuncias por corrupción contra la gestión edil fue acribillado por Emilio Siriaco Ágreda, quien en su prontuario ya contaba con dos crímenes, cuando era menor de edad.

Mercedes Cueva, esposa del hombre de prensa declaró: “Él era objeto de constantes amenazas de muerte a través de mensajes de texto y llamadas telefónicas. Desconocidos le exigían que deje de criticar la gestión del alcalde….o en caso contrario lo matarían, igual que a su familia”.

Los enfrentamientos entre bandas delincuenciales, dedicadas a la extorsión y brindar supuesta seguridad a empresarios cobro varias víctimas en la ciudad. El 10 de noviembre del 2014 delincuentes asesinaron de siete balazos a Alan Gavino Santa María de 35 años de edad, en el asentamiento humano Alberto Portella.

El sujeto sufrió dos impactos de bala en la cabeza y otros en distintas partes del cuerpo. El hecho ocurrió cuando Gavino Santa María se encontraba en un pequeño restaurante, y tres sujetos a bordo de una moto azul con número municipal 3151, dispararon contra este matándolo en el acto. Fuentes policiales revelaron que se trataría de un ajuste de cuentas entre bandas rivales, y que la ciudad de encontraba en ese momento en medio de una guerra entre organizaciones criminales.

Volviendo atrás en el tiempo. El 20 de mayo del 2013 Unos mil pobladores intentaron tomar por la fuerza la comisaría de Casma, Alberto Coveñas Sernaqué próspero empresario local había sido asesinado a mansalva por sicarios, y estos se encontraban en calidad de detenidos en la delegación policial, la muchedumbre intentaba cobrar justicia por mano propia. Los homicidas, Luis Javier Silva Aliaga (18) y Henry Joel Mayorca Aguilar (19), alias ¨Negrasho¨, señalaron que fueron contactados por un hombre, conocido como ‘Lobo’, quien sirvió de enlace para contactarse con la familia de la víctima.

“Un tal ‘Lobo’, así lo conocen acá en Casma, contrató mis servicios y los de mi amigo. Por él yo llegué hasta la señora, quien nos llevó a hospedarnos a su propia casa, donde ahí se encontraban sus familiares. Nos reunimos en una mesa a conversar con ella y su esposo. Nos dijo que quería matar a su cuñado porque tenía problemas. También dijo que quería quedarse con todo, por la envidia más que todo”, contó Silva Aliaga, uno de los sicarios. Según fuentes, el tal ‘Lobo’, personaje que habría sido el enlace entre la familia y los sicarios, reside en la zona denominada ¨Carrizal¨, y en la actualidad se dedicaría al trasporte público.

Los primeros informes policiales sobre el crimen del alcalde del distrito ancashino de Yaután, Enrique Yui, señalan que no tuvo un móvil político y habría sido en un intento de asalto. ¨Se ha descartado de que se trate de algún tipo de venganza política, el sicario no actúa como ha actuado en este hecho específico, lamentablemente lo que se ha producido es un enfrentamiento entre el alcalde, que es un policía retirado, él estaba armado y se enfrentó a los delincuentes y en ese enfrentamiento, es que él cae”, señaló el entonces viceministro de Gestión Institucional del Ministerio del Interior (Mininter) Ricardo Valdez, sobre el crimen de Luis Yui Boterri. También informó que el burgomaestre asesinado, jamás denunció algún tipo de amenaza ante una delegación policial de la jurisdicción, lo que incrementa aún más la hipótesis de un asalto.

Era noviembre del 2016, y el entonces alcalde del distrito de Yautan Luis Yui Botteri viajaba de Chimbote a Lima. El ómnibus en el que se hallaba fue obligado a desviarse a unos cañaverales, y los delincuentes abrieron fuego solo sobre la autoridad edil.

Yautan es una zona dedicada a la producción agrícola de mango, esparrago y palta, y como se sabe la industria de la extorsión sentó también sus raíces entre los productores de aquel distrito. Fuentes locales siempre señalaron que el desaparecido alcalde en realidad era amenazado por organizaciones criminales, y que la forma en que fue ultimado apunta a señalar que el suyo fue un crimen por encargo.

Hace poco en un mega operativo, en el que participaron 600 agentes y 54 fiscales, que allanaron 26 inmuebles en Casma y 14 celdas en diversos penales del país, incluido el penal Challapalca (Puno) se dio el más reciente y duro golpe contra el crimen organizado en Casma.

Esta organización criminal era dirigida desde el penal de Challapalca por Willy Minaya Córdova, alias ‘Loco Willy’, quien purga una condena de 36 meses de prisión por homicidio calificado. Uno de los detenidos en ese operativo fue precisamente su hermano, Edson Minaya Córdova, quien laboraba como director de Tributación de la Municipalidad de Casma, y hombre de confianza del actual y cuestionado alcalde provincial Jhosept Pérez Minbela. Este operativo, cuya labor de inteligencia demando cerca de un año, y se hizo desde Lima fue ocultado todo ese tiempo a las autoridades policiales; judiciales; fiscales y municipales de Casma. ¿Por qué? Por la sencilla razón que hay muchas sospechas, que el crimen organizado hace tiempo infiltró esos estamentos de gobierno.

Finalmente. Mi homenaje a los valientes hombres de prensa casmeños, que en medio de la barbarie criminal vivida, no dejaron de investigar y señalar desde sus espacios noticiosos, la corrupción y el crimen en su ciudad.

 

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta