Bien dice la frase “uno nunca termina de conocer a su pareja”; de igual forma, a sus amigos, familiares pero, ¿no conocerse a uno mismo? De seguro en este momento te respondes diciendo que te conoces, sabes cómo eres, que nunca lastimarías a nadie pero que tan verdadero es eso.

¿Qué  garantiza que serás así por el resto de tu vida? El ser humano, por naturaleza,  es susceptible a permitir que el miedo y la ira tomen control de sus acciones. Sin embargo, existen rasgos que muestran indicios que una persona “tranquila” sea convierta en un psicópata en potencia.

En esta nota te mostraremos  cuales son los rasgos que permitirán analizarte y evaluarte a fin de evitar que seas tú el “peligro potencial”.

  1. Te da igual lo que sientan otras personas

Careces de poca empatía,  lo cual no te permite mostrar apoyo a los demás, por más delicada de sea la situación.

  1. No conoces el remordimiento

Nunca has tratado de reflexionas sobre tus acciones porque lo consideras una pérdida de tiempo. De igual forma, no tratas de enmendarlas.

  1. Eres el mejor mintiendo

Logras improvisar una mentira en cuestión de segundos, sin dudar, ni titubear. Eres tan bueno haciéndolo que ya no lograr diferenciar entre una verdad y una mentira.

  1. Consigues lo que te propones sin importar el precio

Sabes envolver a otros con palabras y no dudas en pasar por quien sea con tal de salirte con la tuya.

  1. Eres adicto a las series de terror

Disfrutas de las películas de terror porque te encanta ver como sufren los personajes. Su sufrimiento es  tu diversión.

  1. Te aburres muy rápido

Sueles perder el interés o te aburres de manera fácil por lo que haces.

 

  1. Eres irresponsable

Tienes mucho trabajo o una cita importante pero falta por la simple razón que se te dio la gana.

  1. Destruyes “cosas” por experimentar

Comenzaste destruyendo objetos  solo por curiosidad, luego por placer. Incluso has lastimado a tu mascota por diversión.

  1. Consideras que nadie te merece

Asumes  que eres lo mejor que existe, que eres superior a los demás. No toleras que te critiquen porque  tú “sabes que lo que has hechos es la mejor opción”.

¿Con cuantas de estas señales te identificaste? Si sientes que la información en esta nota coincide con tu forma de ser, esa hora que visites a un especialista.

R.M.L

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta