Latinoamérica con los ojos vendados al futuro próximo 

0
Por: Robinson Bernal Abad 
 
Vivimos en una época de cambios constantes y veloces, donde un niño de 12 
años le dice a otro de 8 que son de una generación distinta, cuando tan solo se 
llevan 4 años, el celular último modelo que compraste hoy, el próximo año será 
casi una reliquia, donde Industrias y Corporaciones Globales miles de millones 
de dólares cerrar para no abrir nunca más, como también vemos startups 
creadas en cocheras convertirse en los nuevos líderes mundiales. Intentando 
entender que es lo que pasa y lo que se viene, me puse a investigar el tema. 
Encontrando cosas verdaderamente interesantes como también 
preocupantes… 
En el colegio, la universidad, más aún en las materias o carreras relacionadas 
a las ciencias, nos enseñan distintas leyes, fórmulas y teoremas, las cuales 
tenemos que memorizar y saber usar para resolver las tareas y problemas que 
nos dejan los maestros; Pero hay 2 de ellas de las cuales nunca oímos hablar 
en la escuela, ni en la universidad, e incluso en las Escuelas de Postgrado. 
Éstas son La Ley de Moore y La Ley de Metcalfe. 
La Ley de Moore fue inventada por el co-fundador de Intel,  Gordon Moore, el 
cual nos dice: “En la Antigüedad todo el conocimiento Humano se duplicaba 
cada 180 años, en la Era Industrial ese tiempo pasó a ser solo 18 años, y a 
partir de la Era de la Información es de solo 18 meses, y se va acortando”. 
Todo esto lo podemos confirmar solo dándole un vistazo rápido a nuestra 
historia, pero lo más importante es que el tiempo se sigue acortando, y lo que 
sabemos hoy ya no será tan relevante el próximo año. Los cambios se harán 
más rápidos y violentos, las ventajas competitivas de empresas y países 
perderán preponderancia rápidamente en este nuevo mundo, y los que no se 
adapten perecerán, pero también estos avances harán sustanciales mejores en 
el nivel de vida de todos nosotros. 
La Ley de Metcalfe,  creada por Robert Metcalfe, un ingeniero del  MIT, 
también creador del Ethernet, que es en la actualidad es el método más simple, 
seguro, y económico de montar una red entre computadoras. La Ley de 
Metcalfe nos dice: “Si solo existe un teléfono, como tal no tiene ningún valor 
económico. Según la Ley de Metcalf, si hay dos la red de teléfonos se 
multiplica al cuadrado. El valor económico de la red aumentara de cero al dos 
al cuadrado, o a cuatro. Añade un teléfono a la red y el valor de la red será 
nueve. En otras palabras, el valor económico de una red crece de manera 
exponencial, no aritmética”. Esto nos dice que lo importante es la construcción 
de la redes, ya que la posibilidad de intercambios de ideas, servicios, 
conocimientos y productos crece vertiginosamente  al integrar a la Red la 
mayor cantidad de usuarios haciéndola más valiosa, el mejor ejemplo es 
 
Facebook de Mark Zuckenberg, logró construir la Red Social más grande del 
mundo, lo cual lo convirtió en el multimillonario más joven de la historia. 
 
 
Estas 2 leyes están presentes en nuestra vida, cada día y a cada instante, es  
hoy más importante que nunca conocerlas y entenderlas, para poder planificar 
nuestras vidas y proyectos, teniendo en cuenta que lo que hoy sabemos pronto 
dejará de ser tan relevante, cualquier ventaja competitiva de hoy muy 
probablemente desaparecerá mañana, tanto la de un profesional, empresa o 
país, como también que sin importar lo que pase, este mundo es un mundo 
integrado, y lo más productivo siempre será sumarnos a la red, aprovechando 
las enormes ventajas que nos ofrece para poder desarrollarnos. Las teorías 
aislacionistas y de auto subsistencia quedan descartadas totalmente, puesto 
que ahora no solo compites con alguien de tu vecindario, ciudad o país, la 
competencia es mundial, un ingeniero norteamericano compite con uno chino, 
un diseñador peruano con uno malasio, el vino argentino con uno chileno y 
este con uno californiano o francés, y ahora no solo será entre humanos, 
Bienvenidos a la 4ta Revolución Industrial… 
En 1998 Kodak era una de las Corporaciones más grandes y prósperas del 
mundo, contaba con 170 mil empleados en todo el mundo, y controlaba el 85% 
del mercado del papel fotográfico, en unos pocos años luego de la aparición de 
las cámaras digitales, su modelo de negocio desapareció y se tuvieron que 
declarar en quiebra. Lo que le ocurrió a Kodak le sucederá a muchas 
empresas, industrias, países y como no, también a profesiones. Lo que es s 
preocupante es que la mayoría aún no ven venir estos cambios, y ya hay 
algunos de estos cambios en nuestras puertas, ingresando sin tocar, avisar, ni 
pedir permiso. 
Todas las innovaciones que hemos visto hasta este momento que han 
cambiado el mundo, y quedarán cortas para las que vienen, Ahora pasará con 
La Inteligencia Artificial (AI: Artificial Intelligence), la salud, energías verdes, 
autos autónomos y eléctricos, educación, impresiones 3D, agricultura y 
empleo. La Ley de Moore se hará presente más que nunca en la historia de la 
humanidad, comienza la 4ta Revolución Industrial a la que también podríamos 
llamar la Revolución de la Inteligencia Artificial. 
Las industrias tradicionales tendrán que adaptarse o se extinguirán a causa de 
los Software, los que ya vienen cambiando por completo las reglas de juego, 
Uber es la mayor empresa de taxis del mundo y no es dueña de ni un solo 
vehículo, es solo una herramienta de software. Airbnb es la más grande 
empresa hotelera del mundo, y no es dueña de ni un solo hotel. Hay una 
aplicación llamada moodies que ya puede decirnos en qué estado de ánimo 
estamos. En el 2020 ya habrá apps que analizarán nuestras expresiones 
 
faciales y saber si estamos mintiendo. Pensemos en un discurso político donde  
se muestre cuando el candidato dice la verdad y cuando no 
 
Las computadoras están cada vez más y mejor dotadas para el procesamiento 
de datos, por ende su comprensión del mundo avanza a pasos agigantados, 
tan solo este año una computadora le ganó la partida al campeón mundial de 
Go (“ajedrez chino”), 10 años antes de lo que se esperaba. IBM Watson el 
software de inteligencia artificial ya puede dar asesoramiento jurídico en unos 
cuantos segundos (hasta el momento para asuntos no especializados) con un 
90% de precisión, en comparación con el 70% al que llegan los abogados 
humanos, e irá avanzando exponencialmente, se calcula que en un futuro 
próximo habrán 90% menos abogados, y solo los muy especializados seguirán. 
Y por cierto IBM Watson ya ayuda a las enfermeras a diagnosticar cáncer con 4 
veces más preciso que los humanos. Facebook ya tiene un software de 
reconocimiento de patrones que puede identificar rostros mejor que los seres 
humanos. Se piensa que para el 2030 las computadoras serán más inteligentes 
que los seres humanos. 
Presionados por el precio creciente de los combustibles fósiles y también por 
su carácter no renovable, durante los últimos 30 años muchas empresas se 
han abocado a la investigación y desarrollo de energías verdes y renovables, 
con resultados que recién ahora se pueden sentir, entre ellas la más abundante 
en el mundo, que es la energía solar, en la cual se han hechos grandes 
avances en el desarrollo de tecnologías que nos permitan aprovecharla. El año 
pasado más energía solar fue instalada en el mundo que energías fósiles, el 
costo de la energía solar bajará tanto que se presume que para el 2025 la 
mayoría de las empresas de carbón habrán quebrado. En los próximos años la 
electricidad a partir de energía solar se volverá abundante y económica.  
La energía barata dará impulso a otras industrias importantes, entre ellas la del 
agua potable, la desalinización de agua de mar solo necesita 2kwh por metro 
cúbico, no es que tengamos poca agua en el mundo, lo que tenemos es poca 
agua potable, la Planta de Sorec en Israel produce 1000 Litros de agua potable 
por un costo de 58 centavos de dólar, en breve Israel con Jordania construirán 
un enorme planta en el Mar Rojo con la cual abastecerán con agua aún más 
económica a toda la región. Si seguíamos con las teorías conspirativas sobre 
que las guerras del futuro serán por agua, entierren para siempre esas ideas. 
Los autos eléctricos están avanzando cada vez con más fuerza, para el 2020 
ya tendremos un cambio sustancial en el modelo energético de nuestro parque 
automotor, gracias a la caída del precio de la electricidad. 
El transporte cambiará drásticamente, el 2018 Tesla Motors lanzará al mercado 
su primer modelo de auto con conducción autónoma a precios relativamente 
asequibles para el público, lo cual en pocos años cambiará la industria 
 
automotriz para siempre. Las proyecciones hablan que en los próximos 20  
años nuestro modo transporte cambiará gracias a la conducción autónoma, no 
necesitaremos conducir, no necesitaremos tener un coche, llamaremos a uno 
desde nuestro teléfono, enviaremos nuestra ubicación y nos llevará a nuestro 
destino, no necesitamos estacionarlo y solo pagaremos la distancia recorrida, 
permitiéndonos ser productivos cuando Conmutamos (palabra que suplantará a 
conducir). La Industria automotriz se ve amenazada por todos estos avances 
tecnológicos, ya que han venido trabajando sobre un enfoque evolutivo, o sea 
construyendo cada vez un mejor auto, mientras que empresas como Tesla, 
Apple y Google vienen trabajando con un enfoque revolucionario, donde 
construyen computadoras sobre ruedas, muchas de los gigantes automotrices 
podrían quebrar sino se adaptan a estos cambios. 
1.2 Millones de personas mueren al año en el mundo por accidentes de 
tránsito, esto quiere decir 1 accidente cada 100 mil km recorridos, con la 
conducción autónoma solo será de 1 accidente por cada 1 millón, nos 
ahorraremos 1 millón de vidas al año, esto hará replantear el negocio de las 
Compañías Aseguradoras, puesto que al caer tan vertiginosamente la tasa de 
accidentes, los seguros costarán muchísimo menos. Las ciudades cambiarán, 
puesto que vamos a necesitar entre un 90 y 95% menos autos, y podemos vivir 
más lejos, en barrios más seguros y hermosos. 
 
En el campo de la salud, ya se está comenzando a trabajar en dispositivos 
adaptables a nuestros celulares, con los cual podremos escanear nuestra 
retina, tomar muestras de sangre y respiración, se analizarán 54 
biomarcadores, con lo cual se podrá identificar la mayoría de las 
enfermedades. Será muy económico por lo tanto tendremos acceso a medicina 
de calidad a costos muy bajos.  
Actualmente la esperanza de vida aumenta como promedio 3 meses al año, 
hace 4 años era de 79 años, hoy es ya de 80 años, y cada vez aumenta a 
ritmos más acelerados, se calcula que para el 2036 el aumento será de un año 
por año. Viviremos mucho más tiempo, probablemente más allá de los 100 
años. 
 
Una de las nuevas tecnologías que hará la más grande revolución, será la 
Impresión 3D, hace 10 años el precio de una impresora 3D económica era de 
18 mil dólares, hoy es de solo 400 dólares, y ahora son 100 veces más rápidas 
y de calidad ampliamente superior. Las principales empresas de calzado del 
mundo ya han comenzado a experimentar con zapatos de impresión 3D, ya 
hay aeropuertos que utilizan piezas de repuesto impresas en 3D, la misma 
Estación Espacial tiene ya una impresora 3D, la cual ahorra muchísimos 
recursos, de los costosos viajes espaciales necesarios para llevar repuestos, 
como se solía hacer siempre. 
A finales de este año ya los celulares podrán tener la posibilidad de escaneo 
3D, con lo cual podríamos escanear en 3D nuestros pies e imprimir nuestros 
zapatos en nuestros hogares. En China ya se ha impreso en 3D un edificio 
completo de 6 pisos. Se dice que para el 2030 el 10% de todo lo producido en 
el mundo será impreso en 3D. 
La forma de hacer negocios será muy distinta, tendremos que preguntarnos; 
¿En el futuro tendremos esto?, y si la respuesta el sí, ¿Cómo puedo hacer para 
que suceda lo antes posible? Sino funciona con el teléfono la idea está 
condenada al fracaso. Todo lo que en el Siglo pasado considerábamos una 
ventaja competitiva, en este nuevo mundo será obsoleto e irrelevante, las 
fórmulas de éxito del pasado ya no será útiles. 
Se piensa que entre el 70 y 80% de los empleos actuales desaparecerán, 
siendo los menos calificados los primeros en fenecer, por supuesto se crearán 
muchos nuevos empleos, pero lo que nadie está seguro es si será con la 
suficiente rapidez. Por ello mismo es importantísimo que nuestros líderes 
sepan y entiendan esto. 
Se calcula que en un futuro próximo los robots agrícolas costarán 100 
dólares, los agricultores podrían dejar de trabajar en sus tierras y convertirse 
en administradores de ellas. Los agroponics necesitan cada vez menos agua 
y se extienden a cada vez más cultivos. La ternera de Petri o Carne 
cultivada, producida a partir de células madre de vacas, ya está en el mercado 
y dentro de unos pocos años será mucho más barata que la carne de res, hoy 
se utiliza el 30% de las superficies agrícolas para criar las vacas, en el futuro 
estás ya no serían necesarias y podrían utilizarse para otros fines más 
productivos. Ya hay startups que están introduciendo al mercado proteínas a 
partir de insectos, que se dice tienen más contenido proteico que la carne, la 
cual está etiquetándose como “fuente de proteína alternativa”, puesto que aún 
la mayoría rechazamos la idea de comer insectos. 
El Bitcoin es ya la corriente principal estos últimos años, y se proyecta para 
ser la moneda de refugio incluso por encima del dólar, que con los inmensos 
problemas que afronta la FED, no se ve un futuro muy promisorio a esa 
moneda. 
Los teléfonos inteligentes más baratos ya están en 10 dólares en África y Asia. 
Hasta 2020, el 70% de todos los seres humanos poseerán un teléfono 
inteligente. Esto significa que todos tienen el mismo acceso a educación de 
calidad. Los Institutos cnicos y Universidades siguen siendo igual de 
importantes, solo que por el llamado “Tiempo de Retraso” y la Ley de Moore, 
no podrán acoplarse al mismo ritmo que los avances de las diversas ciencias, 
 
por eso mismo los estudiantes y profesionales deben ir autoeducándose 
constantemente, lo cual es muy accesible hoy en día, pues tenemos todas las 
herramientas e información al alcance de la mano y casi gratis, con lo cual 
lograremos que dichos avances sigan creciendo exponencialmente. 
 
El Futuro ya no es lo que solía ser, Bienvenidos a la 4ta Revolución 
Industrial. 
 
Tomado de las ideas del Dr Robert M. Goldman. 
¿Estamos haciendo lo necesario en Latinoamérica para poder aprovechar 
esta inmensa ola de cambios? 
 
La respuesta definitivamente es un no, la verdad es que ni siquiera se está 
hablando de ello, los presidentes, congresos, líderes de opinión, la prensa y los 
mismos académicos, que son los llamados a poner en palestra estos temas, 
guardan un silencio total, sólo se siguen atacando los unos a los otros por su 
cuota temporal de poder, siguen con las discusiones bizantinas de siempre. 
Como se dijo líneas arriba, sino prevemos estos cambios, nos adaptamos y 
nos subimos a la ola, muy probablemente pereceremos. 
¿Qué va a pasar cuando el Grafeno (superconductor eléctrico en estado 
experimental actualmente) suplante al cobre?, ¿Cuándo la ternera de Petri 
conquiste los mercados por sus precios bajos?, ¿Cuándo IBM Watson suplante 
a médicos, abogados y otros profesionales?, ¿Cuándo la tecnología de los 
agroponics se mejore aún más y se extienda a más cultivos?, ¿Cuándo los 
robots agrícolas suplanten la mano de obra no especializada en los campos?, o 
¿Cuándo las fábricas manufactureras trabajen solo con robots su producción?. 
Si no nos hemos hecho estas preguntas, pues deberíamos, y no hablamos de 
cosas de películas de ciencia ficción, estos cambios ya están pasando en 
nuestras narices y a una velocidad sorprendente. 
Tanto los líderes de los países como las personas de a pie, debemos comenzar 
a prepararnos para lo que se viene, de no ser así veremos comprometido 
nuestro futuro y el de nuestros hijos.  
El cambio de modelo educativo es hoy más importante que nunca, porque ya 
no es solo aprender una profesión o habilidad con la cual viviremos toda 
nuestra vida, tenemos que aprender a desaprender, y a aprender 
constantemente, la habilidad de adaptación es  fundamental y la de 
autoaprendizaje más vital que nunca. 
Como se dijo en el título de este escrito, “El futuro ya no es lo que solía ser”, y 
esto viene en el sentido de que por la Ley de Moore, hoy todo va cambiando 
constante y aceleradamente, no podemos proyectar a décadas bajo los 
mismos estándares actuales, como se hacía antes, por lo mismo es necesario 
flexibilizar las economías, procesos e instituciones para poder adaptarnos lo 
más rápido posible. Todos en Latinoamérica debemos quitarnos la venda y 
abrir bien los ojos, porque todos estos avances que pueden ser un peligro, 
también pueden ser una gran oportunidad de dar el gran salto al desarrollo 
soñado de nuestras naciones.  
Elon Musk uno de los lidera toda esta nueva ola nos dice: “Cuando Henry 
Ford creó autos de menor costo y más confiables, la gente dijo: “¿Pero 
qué problema hay con los caballos?”. Él realizó una gran apuesta con 
este invento, y funcionó”, Queda en nosotros plantearnos si nos queremos 
quedar con los caballos o buscaremos el auto más rápido para estar en la 
carrera del futuro.  

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta