EL KUCHUCHO CON MÁS PROTEINA QUE LA LECHE

0

Las propiedades nutricionales y medicinales de este maravilloso tubérculo es capaz de lograr que las personas puedan vivir más allá de los 100 años, incluso se le atribuyen propiedades revitalizadoras de la actividad sexual, superiores a los de la célebre “maca“, sobre todo en la etapa de la vejez. Puede ser preparado incluido en distintos postres debido su sabor dulce similar al de una nuez. Siendo este un producto natural fácil de digerir y con una rápita asimilación en el organismo.

Debido a sus altas reservas de alta calidad de almidón, proteínas, minerales, cuenta también con el doble de calcio que la leche y cuatro veces más cantidad de fósforo que otros alimentos. Sus propiedades medicinales llegan a sustituir a los medicamentos, que en la mayoría de casos era administrado a niños y ancianos para elevar las defensas durante las heladas, donde se suscitaban con recurrencia problemas respiratorios.

En zonas cerca del lago Titicaca es muy conocida por los pobladores y lo describen como pequeños ollucos de 4 cm de largo, de color blanco, con aspecto tierno y algo cremoso al momento de la preparación. El crecimiento de este tubérculo es usual en tierras húmedas del antillano peruano-boliviano que encuentra por encima de los tres mil metros sobre el nivel del mar, que luego del invierno almacena los nutrientes dejados por la nieve.

Su descubrimiento por parte de investigadores peruanos dan fe de sus virtudes, por lo que aún continúan las investigaciones para conocer a mayor detalle su composición y los buenos resultados que se divisan en la alimentación del campo.      R.P.R

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta