PIDEN A CHINA APORTAR RECURSOS PARA PROGRAMAS DE SALUD DEL FONDO MUNDIAL DE LUCHA CONTRA EL SIDA, LA TUBERCULOSIS Y LA MALARIA

0

 Falta de financiamiento representa un desastre humanitario inaceptable después de miles de millones de dólares y esfuerzos humanos invertidos en los últimos años.

· Desde una perspectiva económica, investigadores han descubierto que por cada dólar invertido en la erradicación de la malaria habría un retorno de 36 dólares, en tuberculosis sería de 43 dólares, y en VIH alrededor de 38 dólares.

El mundo está en riesgo de perder todos los avances en la lucha contra el VIH y SIDA, la tuberculosis y la malaria debido a graves problemas de financiamiento que enfrentan los programas del Fondo Mundial hasta el año 2020, particularmente por la falta de aportes de una economía líder como China que aún no asegura el billón de dólares comprometido, aseguraron voceros de la Fundación AHF Perú (Aids Healthcare Foundation).

“La falta de financiamiento representa un desastre humanitario inaceptable después de miles de millones de dólares y esfuerzos humanos invertidos en la prevención y atención del VIH a nivel global. Con el billón de dólares de China en los siguientes tres años el Fondo Mundial podría poner a cerca de un millón 900 mil personas en tratamiento de VIH, es decir a más 600 mil personas cada año”, dijo el doctor José Luis Sebastián Mesones, coordinador de AHF Perú.

En este sentido, Sebastián Mesones recordó que desde la creación del Fondo Mundial en el 2000, se han logrado resultados impresionantes, como son que 8.6 millones de personas estén recibiendo tratamiento antirretroviral de VIH y 16 millones de personas con coinfección de VIH y tuberculosis estén siendo tratadas, así como la aplicación de la prueba de VIH a más de 470 millones de personas. Asimismo, 560 millones de personas con malaria han sido tratadas y 3.3 millones de madres han recibido tratamiento para prevenir la transmisión de VIH a sus bebés.

Actualmente el Fondo Mundial financia en América Latina a 18 países en la respuesta de VIH, tuberculosis y malaria.

El Fondo Mundial de lucha contra el SIDA, la Tuberculosis y la Malaria es un organismo multilateral que ha dado respuesta global a las tres epidemias mortales de carácter transnacional por medio de programas en colaboración con países desarrollados y en desarrollo, para lograr beneficios trascendentales de salud pública a nivel mundial.

Costo-beneficio de la inversión en salud pública.

Desde una perspectiva económica hay una contundente evidencia de las ventajas de la inversión sostenida en la lucha contra las tres epidemias. Los hallazgos de ONUSIDA, respaldados por investigaciones del Copenhagen Consensus, centro de estudios de economistas internacionales que incluye a siete premios Nobel, determinaron que la inversión social en salud revierte de grandes beneficios para luchar contra el SIDA, la tuberculosis y la malaria.

Por ejemplo, por cada dólar invertido en la erradicación de la malaria habría un retorno de 36 dólares; en tuberculosis sería de 43 dólares, y en VIH, la combinación del retorno por priorizar la terapia antirretroviral y el aumento en la circuncisión voluntaria en países hiperendémicos llegaría a alrededor de 38 dólares.

Junto con los beneficios económicos que los países desarrollados obtienen de la inversión en la ayuda exterior, es fundamental considerar el capital moral generado a través de la cooperación y la ayuda, en particular en el ámbito de la salud pública.

En nombre de la sociedad civil, los pacientes y los defensores, AHF insta a China a comprometerse plenamente en garantizar su contribución al ser una de las principales economías del mundo, tal como lo han hecho otras potencias mundiales como EEUU, Reino Unido, Japón y Alemania, países que ya han donado billones de dólares al Fondo Mundial.

AIDS Healthcare Foundation (AHF) es la organización más grande a nivel global en proveer servicios médicos de vanguardia, prevención y abogacía a personas que viven con VIH. Desde hace 26 años, AHF con sede en Los Ángeles, inició sus actividades apoyando a más de 600.000 pacientes en 38 países y se encuentra en Latinoamérica desde el 2007.

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta