Comandos Chavín de Huántar: Héroes por siempre

0

Ricardo Sánchez Serra

Los comandos Chavín de Huántar deben ser honrados por los peruanos por siempre. Debemos estar orgullosos de su épica aventura, de salvar a los rehenes secuestrados por un grupo de terroristas del Movimiento Revolucionario Túpac Amaru, aún a riesgo de sus propias vidas.

El Congreso los ha distinguido como “Héroes de la Democracia”, a mi parecer hubiera sido mejor “Héroes de la Nación” o “Héroes de la Patria”. Es destacable que luego de 20 años, un presidente, Pedro Pablo Kuczynski, les haya realizado un merecido homenaje.

Y es una gran reivindicación porque los comandos, en lugar de ser honrados, fueron perseguidos ideológicamente por los prototerroristas comunistas e injustamente por la Justicia. Fueron maltratados acudiendo como acusados una y otra vez a los pasillos de las fiscalías y juzgados.

Los prototerroristas enceguecían la historia, pero bastaba la razón de los peruanos que vivimos esos días aciagos, testigos de la agresión terrorista, que se abrió paso frente a la demencia comunista.

Este odio también ocultó al artífice de la exitosa operación Chavín de Huántar: Alberto Fujimori, entonces mandatario, quien dio la orden para salvar a los rehenes. Y no fue una decisión fácil como podría ahora superficialmente pensarse, debido a que había mucho riesgo en todo sentido y bajo la presión internacional.

Fujimori dio clase al mundo que con el terrorismo no se negocia, porque si lo hacía, el Estado siempre estaría de rodillas a la insanía terrorista. Negociar por rehenes estimula el secuestro.

Hoy la Operación Chavín de Huántar –en la que se liberó a los 72 rehenes secuestrados durante 126 días- se estudia en las más prestigiosas escuelas militares del mundo. Incluso es comparada con la Operación Entebbe, realizada por 29 comandos de las Fuerzas de Defensa de Israel: en1976, células terroristas palestinas secuestraron un avión de Air France desviándolo a Uganda. En 50 minutos salvaron a más de 100 secuestrados, mataron a todos los terroristas y a unos 50 soldados ugandeses y 11 cazas de fabricación soviética fueron destruidos.

Existen otros operativos, igualmente célebres, como la Operación Jaque y Sodoma (contra terroristas colombianos de las FARC), Garibaldi (captura del nazi Adolf Eichmann en Argentina), Cólera de Dios (muerte uno a uno de los perpetradores de la masacre de Munich), Vanunu (captura de un científico nuclear desertor), Echelon (gigantesca interceptación de comunicaciones electrónicas), Operación “Gerónimo”, que eliminó a Bin Laden. Todos casos de legítima defensa.

Me quedo, de corazón, como la mejor operación con la de Chavín de Huántar, la vimos de cerca y somos testigos históricos. Como señaló PPK con esta gesta se colocó el último clavo al ataúd del terrorismo y liberó del terror a 24 millones de peruanos.

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta